" “Si María se muestra llena de bondad con todos los hombres, ¿Cuánto más atenta y magnánima se mostrará con los que además de serle devotos y servirla con amor, son apóstoles de su amor y de su culto entre los demás?"." ( San Marcelino Champagnat )

[ ]    Home   ::  Reflexiones    [ ]

 

Sábado, 9 de Julio de 2011

Madre del silencio

“María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón”

(San Lucas 2,19) 

 

María es maestra de oración. Sin duda, habiendo abrevado en las Sagradas Escrituras y habiendo llevado en su seno a la misma Palabra hecha carne, ha logrado Ella ser el faro inequívoco de cómo debemos situarnos frente a las distintas circunstancias que nos presenta la vida. Y quizá la manera más paradójica para el mundo actual sea el silencio. 

Cuantas veces escuchamos a hermanos y hermanas que se quejan de que “Dios no me escucha”. ¿No será al revés? 

Hoy no hacemos silencio. Todo es ruido. Tenemos un miedo pavoroso a hacer silencio. Uno sube a un bus de esos que hacen recorridos internos en las ciudades y no falta quien vaya “enchufado” a su teléfono móvil. Los antiguos walkman desaparecieron. Ahora desde un teléfono puedes comunicarte, escuchar radio, escuchar música y hasta ver televisión. Vivimos “encadenados” al murmullo continuo, al ruido sin corte. Ni siquiera escuchamos a quien va nuestro lado, al que si necesita comunicarnos algo debe tocarnos una o más veces hasta que nos dignemos quitarnos los auriculares de las orejas, porque no alcanza tenerlo en una sola. Y eso en el mejor de los casos. Pues ahora directamente ponen sus ritmos a todo volumen sin respeto por quien quiera leer, estudiar, rezar o simplemente pensar. 

En la era de la “comunicación” vivimos aislados en nuestros propios ruidos. Y cuando alguien desea hacer silencio, nosotros nos encargamos de interrumpirlo. Ya ni el domingo es un día de descanso. Hay ruido por todas partes. Desfiles, fiestas, espectáculos, deportes, bullicio, música en las plazas, ruido, ruidos y más ruido. Y si tu equipo ha ganado el partido, ya no festejas tu solo sino que además debes pasearte por el pueblo tocando bocina y haciendo solar las cornetas para que todos sepan y no quede duda de que te es imposible el silencio. Y si quieres irte a dormir temprano nunca faltan fuegos artificiales y explosiones a la medianoche porque una jovencita cumple 15 años o una pareja se ha casado. 

Cada vez es más difícil hacer silencio. Cada vez es mas difícil encontrar momentos de silencio. Hasta en los momentos de adoración y oración comunitaria que organizamos en nuestras Parroquias parece imprescindible el interrumpir cada tres o cuatro minutos con una canción “que ayude a la oración”… ¿no es eso una paradoja? 

¿Cómo haremos para escuchar a Dios si no hacemos silencio? ¿Cómo haremos para discernir lo que Dios nos comunica a través de las circunstancias de nuestra vida, de la lectura de la Biblia, de los gestos de los demás, de la reflexión personal, de la lectura de un libro piadoso… si no podemos detenernos a “escuchar”? 

María guardaba todas las cosas que sucedían en su Corazón. Pues solo allí, en el interior del Templo de nuestro corazón, hallaremos silencio. Pero para eso hay que entrar dentro, atreverse a silenciar nuestros sentidos. Atreverse a no tener miedo de quedarnos “solos” con nosotros mismos y con Dios. El enemigo del hombre ha preferido el descontrol a las herejías, la distracción a los sacrilegios. Si no hay silencio ni tiempo para lograrlo, las herejías y los sacrilegios vendrán solitos, pues en medio de tanto “escándalo auditivo” lo sagrado pierde su lugar y su sabor. Ya el domingo no es más el día del Señor sino del hombre globalizado, aturdido y en el fondo, sólo. Con una soledad que maquilla con incontables diversiones, risas huecas, distracciones, fiestas… y más ruido. 

Miremos a María y hagamos como Ella. Busquemos momentos de silencio interior aún en medio de las vicisitudes de la vida. Solo en el silencio de nuestra morada interior podremos darle oportunidad a Dios de escucharlo. Sólo si hacemos silencio y callamos nuestra palabrería podremos escuchar la voz de Dios. 

Santa María, Madre del silencio, ruega por nosotros. 

Dios los bendiga y Santa Maria les sonría,

 

 

- Claudio* -

1205 lecturas

Bookmark and Share

Ayúdenos a solventar nuestras webs de evangelización:

Donar 3 dólares 

Libreria

( Para seleccionar una reflexión haga click en el título )  

Pagina 1 de 8 / 157 reflexiones publicadas.

Fecha de publicación Título Lecturas
Sábado, 21 de Enero de 2012  Santa María, Reina de la familias 1100
Domingo, 1 de Enero de 2012  Santa María, Madre de Dios  667
Miercoles, 28 de Diciembre de 2011  Santa Madre de las Madres Desconsoladas 592
Viernes, 9 de Diciembre de 2011  Santa Madre Inmaculada de la Iglesia  611
Sábado, 3 de Diciembre de 2011  Santa Madre del Dios que nunca olvida 604
Sábado, 26 de Noviembre de 2011  Santa Virgen prevenida  568
Sábado, 19 de Noviembre de 2011  Santa María, Casa de Oración y de la Vida 1313
Sábado, 24 de Setiembre de 2011  Santa María del Corazón de Jesús  772
Viernes, 16 de Setiembre de 2011  Santa María del abrazo 967
Sábado, 10 de Setiembre de 2011  Santa Madre de la Roca  762
Sábado, 27 de Agosto de 2011  Santa María de la Cruz 971
Sábado, 20 de Agosto de 2011  Santa Madre de Pedro  900
Sábado, 13 de Agosto de 2011  Santa Madre de las lágrimas 934
Sábado, 6 de Agosto de 2011  Santa Madre de la generosidad  891
Sábado, 30 de Julio de 2011  Santa Madre del Tesoro Escondido 965
Sábado, 23 de Julio de 2011  Santa Madre del Dios Crucificado  965
Sábado, 16 de Julio de 2011  Santa Morada de Dios 1037
Sábado, 9 de Julio de 2011  Madre del silencio  1205
Sábado, 2 de Julio de 2011  Corazón de Madre 1006
Sábado, 25 de Junio de 2011  Santa Madre de los invitados  1013

1 2 3 4 5 6 7 8 [Siguiente>>]  

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]