" ¡Oh María, que sois mi esperanza, alcanzadme perseverancia en la virtud!" ( San Alfonso María de Ligorio )

431 [ ]  Coronas de María ::  Títulos   [ ]

 

Referencia a Títulos Marianos

 

En los Santos y Padres de la Iglesia

 

Oración a la Santísima Madre de Dios

 

 San Efrén - (306-372)

Diácono. Nació en Nisibe (Turquía). Allí fundó una célebre escuela de Teología. Cuando la ciudad cayó en poder de los persas, se expatrió a Edesa (Siria). Monje, teólogo, poeta, fue llamado "Arpa del Espíritu Santo". Su producción literaria es considerable y consta principalmente de homilías e himnos. Su fiesta se celebra el 9 de junio.

  ( Leer historia de San Efrén  )

 

 

Es el primer poeta de María, y ha quedado como uno de los mds importantes. En San Efrén lo más notable es el sentido tan íntimo que tiene de la acción de la Virgen María en nuestras vidas. Por eso es popular, y siempre actual. Es su experiencia la que reza y canta. Los grandes doctores no sabrán descubrir, hasta pasado mucho tiempo, ese recurrir suyo, humilde, doloroso, tierno y confiado, ante María. (Pie Regamey)

Santísima Señora, Madre de Dios, Vos que sois la más pura de alma y cuerpo, que vivís más allá de toda pureza, de toda castidad, de toda virginidad; la única morada de toda la gracia del Espíritu Santo; que sobrepasáis incomparablemente a las potencias espirituales en pureza, en santidad de alma y de cuerpo, vedme culpable, impuro, manchado en mi alma y cuerpo por los vicios de mi vida impura y llena de pecado; purificad mi espíritu de sus pasiones; santificad y encaminad mis pensamientos errantes y ciegos; regulad y dirigid mis sentidos; libradme de la detestable e infame tiranía de las inclinaciones y pasiones impuras; anulad en mí el imperio del pecado, dad la sabiduría y el discernimiento a mi espíritu en tinieblas, miserable, para que me corrija de mis faltas y de mis caídas, y así, libre de las tinieblas del pecado, sea hallado digno de glorificaros; de cantaros libremente, verdadera Madre de la verdadera luz, Cristo Dios nuestro; pues sólo con El y por El sois bendita y glorificada por toda Criatura, invisible y visible, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

 

::

Este escrito aparece publicado en Categoría : Santos y Padres de la Iglesia
  Secciones :

 ::

 

Libreria

:: Volver a la página anterior ::

 

:: Volver a Títulos ::

 

3613 lecturas. 

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]