" "¡Si viera, Padre mío, que hermosa es la Mamá! La he visto muchas veces, y siempre he quedado con ganas de volverla a ver."" ( Santa gema galgani )

425 [ ]  Coronas de María ::  Títulos   [ ]

 

Referencia a Títulos Marianos

 

En los Sacerdotes, Obispos y Teólogos

 

Cántico al Rosario

 

 Padre Jesús Marti Ballester - (nacido en 1921)

 Sacerdote. Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca.

  ( Leer historia de Padre Jesús Marti Ballester  )

 

 

Publicado originalmente en  autorescatolicos.org

1. EN EL CORAZON DEL EVANGELIO

Cuando oramos nos situamos en el corazón del Evangelio: Jesús nos ha dicho taxativamente: ¡”Pedid y se os dará...”! (Mt 7,7). Jesús que pasa noches en oración (Lc 6,12), nos dice: “Lo que pidáis al Padre en mi Nombre, os lo concederá” (Jn 14,13); “Esta clase de demonios sólo se lanza con oración y ayuno” (Mc 9,18). También San Pablo nos exhorta: “Orad sin interrupción” (Col 4,2; 1Tes 5,17). De hecho, Jesús comenzó su Pasión orando en el huerto de Getsemaní (Lc 22,41). María comenzó a ejercer de Madre de la Iglesia orando en el cenáculo con los apóstoles (Hech 1,14). Y los apóstoles decidieron con alegría: «Nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra» (Hech 6,4). Así lo testifica Orígenes: "En el edificio de la Iglesia conviene que haya un altar, y son capaces de llegar a serlo los que están dispuestos a dedicarse a la oración, para ofrecer a Dios día y noche sus intercesiones y a inmolarle las víctimas de sus suplicas. Como los apóstoles que perseveraban unánimes en la oración y oraban concordes con una misma voz y un mismo espíritu" (Homilía en la Dedicación de la Iglesia). 

2.- NECESIDAD, CUALIDADES Y EFECTOS DE LA ORACION. 

a) La oración es necesaria, como el agua para los árboles y las plantas, como la comida para el cuerpo, como la sangre para el organismo, como los cimientos para la casa, como el estómago para la digestión, como el oxígeno para la vida.

b) La oración es fuente de conocimiento no teórico, sino sapiencial. El Niño Jesús, a quien vieron tantos, sólo fue reconocido por Simeón y Ana, y como Hijo de Dios y Mesías, sólo por San Pedro, porque no lo supo por los sentidos corporales. Así como las manzanas no hay que rimarlas, sino morderlas para saborearlas y el perfume de la rosa hay que aspirarlo y no contentarse con saber de la rosa leyendo las Enciclopedias, a Dios hay que saborearlo para saber a qué sabe (San Juan de Ávila). “En la oración se aprenden verdades” garantiza Santa Teresa de Jesús.

c) La oración es fuente de energía. En la vida cristiana, no podemos estar siempre gastando energías. Necesitamos reposo, sosiego, paz: «Marta, Marta, estás muy nerviosa» (Lc 10,41). Y así como el agricultor no pierde el tiempo cuando afila la guadaña, «si yo realizo el trabajo de orar caerán todas las murallas», ha dicho el científico Von Braum. Pero nos dice la experiencia, que este trabajo nos resulta el más difícil. Siempre se nos ocurren cosas que hacer cuando decidimos ir a orar. Porque la dificultad no sólo nos viene de la naturaleza, sino del príncipe de este mundo, que sabe que está perdido si oramos.

El cura de Torcy en la novela de Bernanos, "el cura rural", le dice sabiamente al joven sacerdote lacerado: “Muchacho, sufres demasiado para lo que oras. Hay que alimentarse en proporción a nuestros dolores".

El P. Ravignan recomendaba a un ejecutivo que se lamentaba de su stress, hacer un cuarto de hora de oración diaria. 

-"Pero, Padre, ¡si le estoy diciendo que no tengo tiempo!", respondía el manager.

-"Es verdad, repuso el Padre, haga media hora cada día".

Acertó Nietzsche cuando dijo: «Quien tiene mucho que hablar ha de guardar mucho silencio. Quien algún día ha de engendrar el rayo ha de ser largo tiempo nube».

d) La oración es fuente de alegría. ¿Quiere, acaso Jesús que nuestro Vía crucis sea más largo y duro, de lo que lo es normalmente?-Ciertamente que no. Por eso dice: «Venid los que estáis cansados y yo os aliviaré y hallaréis el descanso> (Mt 11, s), y, “Mi paz os dejo, mi paz os doy” (Jn 20,19).

El anhelo de la felicidad es un motor que no deja reposar a los hombres, "Nos has hecho, Señor para ti, y sólo descansaremos en Dios", en la oración. Si Moisés baja radiante del Sinaí es porque había permanecido largo tiempo con el Señor (Ex 34,29). Si Agustín veía radiantes en la catedral de Milán a los jóvenes salmodiando, es porque oraban. “No se puede ser cristiano sin oración”, ha escrito Urs Von Balthasar.

e) La oración es fuente de conversión diaria. Por eso María y la Iglesia nos entregan este modo sencillo de orar: el rosario.

3.- FUNDACION E HISTORIA DEL ROSARIO

El rezo del Santo Rosario surgió en el año 800 a la sombra de los monasterios, como «Salterio de los laicos». Mientras los monjes rezaban los 150 salmos, a los laicos se les enseñó a rezar 150 Padrenuestros. Después, se formaron otros tres salterios con 150 Avemarías, 150 alabanzas en honor de Jesús y 150 alabanzas en honor de María. En 1365 se dio inicio a una combinación de los cuatro salterios, dividiendo las 150 Avemarías en grupos de diez y poniendo un Padre nuestro al inicio. En 1500 se estableció, para cada grupo de diez Avemarías, la meditación de un hecho de la vida de Jesús o María, y así surgió el actual Rosario de quince misterios. Rosario significa «ramillete de rosas, que ha representado para la Cristiandad una fuerza para abrir brecha en el Corazón de Dios. El "Ave María", como oración o antífona, ya figuraba en el Misal Romano en el 650. Desde 1100 al 1200 ya el rezo del "Ave María" es muy frecuente en varios países y muchas personas reemplazaban los 150 salmos por 150 Avemarías. Ya en 1483 en muchos países se había añadía al "Dios te Salve María", "Santa María Madre de Dios”. En 1569, Pío V prescribe a todo el mundo el Rosario con sus Padrenuestros, Avemarías y Gloria. En 1569, Pío V, en una Encíclica, recomienda rezar el Rosario tal como se reza ahora. 

4.- DOMINGO DE GUZMÁN

Domingo de Guzmán. Nació en Caleruega (Burgos) en 1171. Su padre, Félix de Guzmán, era noble acompañante del Rey. Su madre era la Beata Juana de Aza. A los seis años fue entregado a un tío suyo, arcipreste, para su educación literaria. A los catorce años fue enviado al Estudio General de Palencia, el más famoso del Norte de España, y en el que estudiaban todas las ciencias humanas y teología. Domingo se entregó de lleno al estudio de la teología. Una gran hambre sobrevino a toda aquella región de Palencia. Domingo no comprendía como a él no le faltaba nada y estuviese rodeado de valiosos códices y libros, mientras otros carecían de lo indispensable para vivir. Y entregó todo su ajuar a los pobres. Oía constantemente: «Un mandamiento nuevo os doy, que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Un día llegó a su presencia una mujer llorando y diciendo: «Mi hermano ha caído prisionero de los moros». Domingo decide venderse como esclavo para rescatar al desgraciado. Este acto conmovió a Palencia; el Obispo de Osma, don Martín Bazán, que andaba buscando hombres notables para el Cabildo, le ofreció una canonjía, cuando Domingo tenía 24 años. Poco después, fue ordenado sacerdote. 

5.- LOS ALBIGENSES

Surgió en el siglo XII en el mediodía francés, la herejía albigense, perniciosa y pertinaz, que ni el clero local ni los monjes cistercienses lograron desarraigar. El Rey Alfonso VIII había encargado al Obispo de Osma, en 1203, la misión de dirigirse a Dinamarca a pedir la mano de una dama para su hijo Fernando. El Obispo acepta y como compañero de viaje lleva a Domingo. Al pasar por Francia, Flandes, Renania e Inglaterra, Domingo quedo profundamente dolorido al contemplar las herejías. Los cátaros, los valdenses, y otras herejías, procedentes del maniqueísmo oriental, lo llenaban todo e incluso tenían Obispos propios. Negaban todos los dogmas, la unicidad de Dios, la Redención, los Sacramentos, existen dos dioses, uno del bien y otro del mal. El bueno creó todo lo espiritual. El malo, todo lo material, por eso, todo lo material es malo. El cuerpo es material; luego es malo. Jesús tuvo un cuerpo, luego no es Dios. Negaban los sacramentos y la maternidad de María. Rechazaban al Papa y establecieron sus propias normas y creencias. Durante años los Papas enviaron sacerdotes celosos de la fe, que trataron de convertirlos, pero sin mucho éxito, porque habían factores políticos envueltos. 

6.- NACE UN APÓSTOL DE LA PALABRA

En 1207, empieza una nueva etapa en la vida de Domingo. Con algunos compañeros, y con su propio Obispo, se entrega a la vida apostólica, vive de limosna, renuncia a toda comodidad, camina a pie y descalzo, sin casa y sin más ropa que la puesta, y comprendiendo la necesidad de instruir a aquellas gentes incultas, determinó que su Orden fuera una Orden de predicadores, dispuestos a recorrer pueblos y ciudades para llevar a todos la luz del Evangelio. Les procura una buena formación teológica. Más tarde, uno de sus discípulos en la Orden sería la lumbrera más grande de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino. Santo Domingo fue un gran amigo de San Francisco de Asís, a quien visito y abrazó efusivamente. A la Orden de predicadores le cabe la gloria de haber difundido intensa y extensamente la devoción del Rosario.

7.- DOMINGO, SIEMBRAS MUCHO Y RIEGAS POCO”

Una noche en Fangeaux, tiene una revelación respaldada por numerosos documentos pontificios. Estando en su convento de Prouille, en la capilla, le suplicó a Nuestra Señora que lo ayudara, pues no estaba logrando casi nada. La Virgen se le apareció en la capilla, con un rosario en su mano y le enseñó a rezarlo. Dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían. Domingo salió de allí lleno de celo, con el rosario en la mano. Lo predicó, y con gran éxito por que muchos albigenses volvieron a la fe. Como la situación entre albigenses y cristianos estaba vinculada con la política, estalló la guerra. Simón de Montfort, jefe del ejército cristiano, le pidió que enseñara a las tropas a rezar el rosario. Lo rezaron antes de su batalla en Muret, y se atribuyó su victoria al rosario. Agotado de tanto predicar, le dijo la Virgen: «Domingo, siembras mucho y riegas poco». Esta experiencia de María, le persuadió a orar más. El 21 de enero de 1217, el Papa Honorio III aprobó la obra de Domingo, la Orden de los Dominicos. Al haberse extendido la herejía de los cátaros y albigenses por Italia. El Papa Honorio III quiso dar una gran misión, y encomendó la dirección a Domingo. Así comenzó a propagar el rezo del Rosario. 

8.- PROMESAS DE LA VIRGEN A LOS QUE RECEN EL ROSARIO

Muchos hombres se unieron a la obra de Domingo, y así se fueron extendiendo los misioneros. Ellos difundieron el rosario, que se convirtió en la oración predilecta durante dos siglos. Y cuando empezó a disminuir, la Virgen se apareció a Alano de la Rupe y le ordenó renovarla, le confió que para registrar los milagros logrados por el rosario harían falta volúmenes inmensos y le reiteró las promesas hechas a Domingo. Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá las gracias que me pida. Prometo mi especialísima protección a los que recen mi Rosario. El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados, abate las herejías y hace germinar las virtudes. Sustituye el amor del mundo con el amor de Dios y eleva a desear las cosas celestiales. Quien rece el Rosario no perecerá, si es pecador, se convertirá, perseverará en gracia y conseguirá la vida eterna. No morirá sin los Sacramentos, y tendrá la luz de la gracia. Y sigue la Virgen: Libraré pronto del Purgatorio a las almas devotas de mi Rosario, y gozarán en el cielo de una gloria singular. Alcanzarán todo lo que me pidan por el Rosario y les socorreré en sus necesidades. Tendrán en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados. La devoción al Rosario es una señal de predestinación.

9.- LOS PAPAS Y EL ROSARIO 

A lo largo de los siglos los Papas han fomentado la devoción del rosario. Como Jesús ha dicho que: "Donde dos o tres estén reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt 18,20), el rosario en familia fortalece la unidad. Es una oración al alcance de todos. Los Papas, especialmente los más recientes, han inculcado el rezo del rosario en familia. El Papa dominico, San Pío V (1566-1572) dio el encargo a su congregación de propagar el santo rosario. Los Papas han sido grandes devotos del rosario y lo han propagado con profunda convicción y confianza. 

A) LEON XIII, EL PAPA DEL ROSARIO

León XIII, considerado el Padre de Europa "El Papa del Rosario" y lo llama: "La más agradable de las oraciones". "Resumen del culto que se le debe tributar a la Virgen". "Una manera fácil de hacer recordar a los sencillos los Dogmas de la fe cristiana". "Un modo eficaz de curar el apego a lo terrenal. "Un remedio para pensar en lo eterno". Escribió doce encíclicas sobre el rosario, y dice: «El Rosario es la fórmula más eximia y excelente de oración». Dedica 22 documentos menores a recomendar a los fieles el rezo del Rosario. Insistió en el rezo del rosario en familia, consagró el mes de octubre al rosario e insertó el título de "Reina del Santísimo Rosario" en la Letanía de la Virgen. «Considero -dice- que no hay nada mejor ni más oportuno que recomendar y promover esta forma de oración, para que mediante el Rosario, y meditando los misterios de la salvación, la fe despierte más viva en el corazón de los hombres y el fuego sagrado de la oración se reanime y resplandezca como prenda de paz, de elevación moral y de prosperidad. «Esta devoción mariana, como toda devoción auténtica, está impregnada de la más sólida doctrina. Los quince misterios del Rosario son una admirable y fuerte síntesis de todo el dogma de la Redención. «Y en cuanto a la forma de su recitación, ya sea privada, ya pública, es obra maestra de sencillez evangélica, cuyo tono es deliciosamente filial y graciosamente infantil, como sienta a pequeñitos que balbucean su cariño a una tierna madre». Diez Pontífices lo siguen recomendando, y muchísimos santos lo difunden por todas partes. 

B) TODOS LOS PAPAS DEL SIGLO XX

Los Papas recomiendan a la Iglesia el Rosario y han escrito más de 500 documentos exhortando a rezarlo. Sobresalen León XIII, ya nombrado, Pío X, Pío XI, Pío XII, Juan XXIII y Pablo VI. Palabras de San Pío X: “El rosario es un medio de los más eficaces para obtener gracias del cielo, porque es la oración por excelencia”. Pío XI (1937) dice que "el Rosario ocupa el primer puesto entre las devociones en honor de la Virgen y que sirve para progresar en la fe, la esperanza y la caridad". «Entre las distintas oraciones públicas que dirigimos útilmente a la Virgen Madre de Dios, el Rosario ocupa un lugar excepcional. «Y así como en el tiempo de las Cruzadas se levantaba en toda Europa, de todos los pueblos, una sola voz, una plegaria única, que hoy también, en el mundo entero, en las metrópolis y en las ciudades, en los pueblos y en las aldeas, todos unidos de corazón y de esfuerzo, se afanan con porfiadas súplicas por alcanzar de la poderosa Madre de Dios que sean desbaratados los destructores de la civilización cristiana y humana, y que sobre los hombres fatigados e inquietos, resplandezca la paz verdadera». Pío XII: «El rosario es el breviario de todo el evangelio, meditación de los misterios del Señor, sacrificio vespertino, guirnalda de rosas, himno de alabanzas, plegaria doméstica, norma de vida cristiana, garantía cierta del poder divino, apoyo y defensa de nuestra salvación» (Carta Apostólica al Arzobispo de Manila, del 31 de julio de 1946). Juan XXIII decía: "Si el papa no reza cada día las tres partes del rosario, el papa no ha orado". 

C) UN PAPA DEL SIGLO XXI: JUAN PABLO II

Juan Pablo II ha dicho que el rosario es su oración predilecta y apenas se queda solo saca su rosario y comienza a rezarlo. Octubre, -dice- es el mes en el que se venera a María Santísima, Reina del Santo Rosario. En el contexto internacional actual, invito a todos -personas, familias, comunidades- a rezar el Rosario, si es posible todos los días, por la paz, para que el mundo sea preservado del inicuo flagelo del terrorismo. La terrible tragedia del 11 de septiembre en Nueva York y Washington será recordada como un día oscuro en la historia de la humanidad. Recen en familia, dice, en grupos. Recen en privado. Inviten a todos a rezar. No tengan miedo de compartir la fe. Nada más importante. El mundo está en crisis. Nuestras fuerzas humanas no son suficientes. La victoria vendrá una vez mas por la Virgen María. Es la victoria de su Hijo, el Señor Rey del Universo: Jesucristo. 

En 1978 el Papa Juan Pablo II pronunció, poco después de ser elegido Pontífice, esta frase en la Plaza de San Pedro: "Mi oración preferida es el Rosario" (29 de octubre) y en muchísimas ocasiones ha recomendado esta hermosa práctica de piedad. Ha dicho: "El Rosario es una escalera para subir al cielo"(29 de octubre 1979) "El Rosario nos proporciona dos alas para elevarnos en la vida espiritual: la oración mental y la oración vocal" (29 de abril 1979). "Es la oración más sencilla a la Virgen, pero la más llena de contenidos bíblicos"(21 de octubre 1979). En el santuario de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya, en un bellísimo parlamento sobre el Rosario, dijo: "El Rosario es nuestra oración predilecta. Cuando la rezamos, está la Santísima Virgen rezando con nosotros. En el rosario hacemos lo que hacía María, meditamos en nuestro corazón los misterios de Cristo" (Lc. 2,19).

Y lo más notable ha sido la creación de los Misterios Luminosos, nueva tanda de representaciones de la vida de Cristo que se reza los jueves. Con eso Juan Pablo II ha dejado una huella indeleble, trascendente y muy hermosa en la historia del Santo Rosario. Y asimismo, el pasado año fue nominado por él como Año del Rosario. Y recordemos que este año, también a partir de este octubre de 2004, cuando ha terminado el Año del Rosario comienza en el Año de la Eucaristía.

10. FAMILIA QUE REZA UNIDA, PERMANECE UNIDA

El gran apóstol del rosario en familia, Padre Patrick Peyton, planeó que se hiciera una cruzada a nivel mundial del rosario en familia en el Holy Cross College, Washington D. C., en enero de 1942. Hizo esta cruzada en acción de gracias a la Virgen María por su curación. De una forma maravillosa la cruzada se propagó por todo el mundo con el lema: "La familia que reza unida, permanece unida". Gran sabio, se dedica a propagar más y más la devoción al Santo Rosario. 

11.- DEVOTOS EMINENTES DEL ROSARIO

Y entre ellos los siguientes: 

a). SAN PIO DE PIETRELCINA

Decía: “¿Si la Virgen ha recomendado el Rosario cuando se ha aparecido, no debe ser por un motivo especial?”. Cuanto más crecía su clientela mundial, como la llamó el Papa Pablo VI, más partes de Rosario rezaba. Era su secreto, con esta cadena que lo unía al Corazón de Jesús a través del Corazón de María, alejaba los males y obtenía las gracias para sus hijos. Su oración asidua lo hizo un “Hombre hecho Rosario” Le oyeron decir: “Quisiera que los días tuvieran 48 horas para poder redoblar los Rosarios”. Todos los dones y milagros para las almas los obtenía por el Rosario. Un día le pidieron sus hijos espirituales que les dejara su herencia espiritual. Respondió: “El Rosario”. Y poco antes de la muerte a su amigo y hermano Fray Modestino le dijo: “¡Amen a la Virgen y háganla amar! ¡Reciten siempre el Rosario!”. El Padre Pío vivió su vida del altar al confesionario. Siempre con el rosario en la mano, unido al Corazón de María, quien lo formó imagen encarnada de la misericordia del Corazón Eucarístico de Jesús. 

b). PALABRAS DE SOR LUCIA. RELATO DE UN TESTIGO, EL PADRE BERNARDO MARÍA. 

El 26 de Diciembre de 1957 el Padre Agustín Fuentes, Postulador de la Causa de Beatificación de Francisco y Jacinta Marto, entrevista a Sor Lucía Dos Santos, vidente de Fátima, en el Carmelo en Coimbra, Portugal, presentes el Obispo Auxiliar de Leiría, los dos Obispos de Coimbra, el Nuncio Apostólico en Portugal, Monseñor Cento, y Monseñor Antonio Samoré, Secretario de Asuntos Extraordinarios en la Secretaría de Estado. Dijo Sor Lucía al Padre Fuentes: -“La Santísima Virgen nos confió a mis primos y a mí, que los dos remedios que Dios daba al mundo eran el Rosario y el Inmaculado Corazón de María. La Santísima Virgen, en estos últimos tiempos, ha dado una nueva eficacia: el rezo del Rosario, de manera que ahora no hay problema por más difícil que sea: temporal y espiritual; personal de cada uno o familiar o comunidades religiosas, o a los pueblos y naciones; no hay problema, repito, por más difícil que sea, que no podamos resolver con el rezo del Rosario. Con el Rosario nos salvaremos, nos santificaremos, consolaremos a Nuestro Señor y obtendremos la salvación de muchas almas. Por eso, el demonio hará todo lo posible para distraernos de esta devoción; nos pondrá multitud de pretextos, cansancio, ocupaciones, etc., para que no recemos el Rosario. El programa es brevísimo y fácil: rezar el Rosario. Con él practicaremos los Mandamientos, aprovecharemos la frecuencia de los Sacramentos, procuraremos cumplir nuestros deberes de estado y hacer lo que Dios quiere de cada uno de nosotros El Rosario es el arma de combate de las batallas espirituales de estos tiempos “.

12.- TEXTOS AUTORIZADOS

Y aquí algunos textos de interés sobre el Rosario

A) SAN LUIS MARÍA GRIGNIÓN DE MONTFORT

” No encuentro otro medio más poderoso para atraer sobre nosotros el Reino de Dios, la Sabiduría eterna, que unir a la oración vocal la oración mental, rezando el Santo Rosario y meditando sus misterios “.

B) Monseñor Torras y Bages

” El Rosario es místico idilio en sus misterios de gozo, tremenda y divina tragedia en los de dolor, y triunfante y épico canto en los de gloria “.

C) Monseñor Fulton J. Sheen, Obispo Auxiliar de Nueva York

“El Rosario invita a nuestros dedos, a nuestros labios y a nuestro corazón a entonar una gran sinfonía de súplica y oración, y por estos motivos es la plegaria más grandiosa que jamás haya compuesto el hombre… El Rosario es un sitio de encuentro de los no instruidos y de los sabios; es la escuela donde el amor sencillo se acrecienta en conocimientos y donde los sabios aumentan su amor”.

13.- FRASES POETICAS HERMOSAS

“El Rosario es una cadena misteriosa formada con eslabones de confianza, que nos une indisolublemente al corazón de la Madre de Dios y de los hombres” 

“Es guirnalda de fragantes rosas, obsequio de nuestro sincero afecto a la siempre Virgen “.

“Es collar de piedras valiosísimas, engastadas por el cariño de los hijos en el pecho de su madre, como prenda de amor reconocido “.

“Es rosal florido y hermoso, cuyos pétalos embalsaman la atmósfera de este destierro hasta convertirlo en antesala del Paraíso “.

14.- LOS CREADORES DEL ROSARIO

Los autores de la oración del Rosario son cuatro, y todos eximios: Jesús, el arcángel San Gabriel, la prima de María, Isabel y la Iglesia. Entre todos han compuesto una oración contemplativa que nos traza las virtudes evangélicas de Jesús, de José y de María: el Redentor y la Corredentora, a la vez que invoca y glorifica a la Santa Trinidad, al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

El rosario es pues, una oración evangélica porque saca del evangelio el anuncio de los misterios y las fórmulas principales. El Santo Rosario es una síntesis del Evangelio. Cada una de las oraciones que lo componen están fundamentadas en las Sagradas Escrituras, y cada uno de los misterios que comprende nos cuenta una situación sobresaliente de la vida de Jesús y María según el Evangelio; cada cuenta presenta un Misterio, con base totalmente bíblica. Cada una de las oraciones que lo componen están fundamentadas en las Sagradas Escrituras, y cada uno de los misterios que comprende nos cuenta una situación de la vida de Jesús y María según el Evangelio; cada cuenta grande representa un Misterio, con base totalmente bíblica. Y la triple división de los misterios, no sólo se adapta al orden cronológico de los hechos, sino que refleja el primitivo anuncio de la fe y propone el misterio de Cristo como fue visto por San Pablo en la carta a los Filipenses (2, 6-11): humillación, muerte y exaltación. Con el rosario contemplamos los misterios de la Vida, Pasión y Muerte de Cristo, para sacar normas de vida y poder conseguir lo que prometen.

El Rosario es una oración familiar, amena y bella, porque cuando rezamos el rosario tejemos guirnaldas de rosas, creamos un delicioso jardín que se armoniza con la Liturgia, ya que se nutre de la Escritura y, como ella, gravita en torno al misterio de Cristo.

15.- RECOMENDACIONES ILUSTRES

Felipe II, moribundo, dijo a su hijo: «Si quieres que tus Estados prosperen no olvides el rezo del Santo Rosario».Y a San Antonio Claret le dijo la Virgen: «Antonio, predica el Rosario que es la salvación de España». Preguntó Lucía a la Virgen en Fátima: "¿Francisco irá al cielo?..." Y la Virgen respondió: "Sí... Pero ha de rezar muchos rosarios". Al final de una misión, dijo un feligrés al padre misionero: «He hecho un propósito: Clavar un clavo en la cocina... Sí, y colgar allí el Rosario para rezarlo cada día».

16.- A LOS QUE ENCUENTRAN MONÓTONO EL ROSARIO:

El famoso predicador de Nôtre Dame de París decía: “El amor sólo tiene una palabra y, diciéndola siempre, no la repite nunca”.

"Tú que esta devoción supones
monótona y cansada, y no la rezas,
porque siempre repite iguales sones,
tú no entiendes de amores ni tristezas.
¿Qué pobre se cansó de pedir dones?
¿qué enamorado de decir ternezas?».

17- EL ROSARIO Y LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS

En el siglo XVI, año 1571, amenazaban los turcos invadir Chipre, para desde allí conquistar Creta y dar el salto a Grecia, llegar a las costas de Afrecha y terminar en las playas de Roma, con lo que el Islam enarbolaría el estandarte de Mahoma en el mismo corazón de la cristiandad, después de haberla arrasado el norte de Afrecha, en el Oriente Medio y en otras regiones. España y Portugal, ya tras largos siglos de lucha, se había librado de su invasión. Una vez más, la amenaza se cernía, sobre toda Europa. Los turcos querían dominarla para acabar con el Cristianismo. La situación para los cristianos era desesperada. Italia se encontraba desolada por una hambruna y el arsenal de Venecia había sido devastado por un incendio. Aprovechando esa situación los turcos invadieron Chipre. Sus defensores habían sido cruelmente torturas. El Papa Pío V trató de unificar a los cristianos para defender el Continente, pero contó con poco apoyo. Organizó una flota con sus Estados, Venecia y España, La Liga Santa, capitaneada por D. Juan de Austria. Y pidió a toda la Iglesia que rezara el Rosario. 

1). LA BATALLA

La batalla se desencadenó en el golfo de Lepanto. Tronaba el cañón, las gabarras descargaban su metralla, las bombardas disparaban contra las embarcaciones, las naves embestían, el humo cegaba y casi oscurecía el sol, las aguas se teñían de sangre... las voces de miles de cristianos en todo el mundo subían clamorosas al cielo rezando el Rosario, en la iglesia de Minerva se organizó una procesión rezando el rosario. El Papa Pío V, desde el Vaticano, no cesó de rezar con las manos elevadas como Moisés. Don Juan de Austria ayudado por Colonna y el general Venieri dirigía el centro Andrea Doria el ala derecha y Agustin Barbarigo la izquierda. Pedro Justiniani y Pablo Jourdain estaban en cada extremo de la línea. Don Juan enarboló la bandera enviada por el Papa con la imagen de Cristo crucificado y de la Virgen y se santiguó. Los generales cristianos arengaron a sus soldados, sonó el toque de oración y se arrodillaron ante el crucifijo hasta que las flotas se aproximaron. Los turcos, aprovechando el viento favorable, se lanzaron sobre los cristianos. La batalla duró desde las 6 de la mañana hasta la noche. 

2.) LA VICTORIA

El Papa conversaba con algunos cardenales y los dejó, se quedó con los ojos fijos en el cielo y contempló misteriosamente la victoria. Para dar gracias a Dios instituyó la fiesta del Rosario. Con este triunfo se reforzó la devoción al Santo Rosario y añadió a la letanía Lauretana la invocación "Auxilio de los cristianos". En 1569, el mismo Papa, en su Carta Apostólica”Acostumbraron los Romanos Pontífices" definió la forma tradicional del Rosario. El Papa Gregorio XIII, en 1573, cambió el nombre a la fiesta por el de Nuestra Señora del Rosario y Clemente XI la extendió a toda la Iglesia de Occidente. Benedicto XIII la introdujo en el Breviario y San Pío X la fijó en el 7 de Octubre y afirmó:” Denme un ejército que rece el Rosario y vencerá al mundo “. La victoria de Lepanto por el rosario se repitió en Viena, liberada por Juan Sobinski en Polonia, donde, en agradecimiento a Nuestra Señora, se estableció la fiesta del Dulce Nombre de María.

18. A LA VIRGEN MARÍA LE ENCANTA EL ROSARIO. 

LOURDES.- En el siglo XIX, 11 de febrero de 1858, la Virgen en Lourdes le pide a Bernardette que rece el rosario.

FATIMA.- En el siglo XX, en 1917, cuando Lenín y Trotsky declaran en Rusia la revolución bolchevique e implantan un Estado materialista y ateo, el 13 de mayo de ese mismo año, pide la Virgen en Fátima a tres niños que recen el rosario y promete que Rusia se convertirá. Pasan los años... y las catástrofes y hecatombes, genocidios, hambre y dolor, esclavitud, guerra fría, escalada de armamentos... asolan a la humanidad. Cuando en 1945 terminó la segunda guerra mundial, reunidos en Yalta los tres grandes: Roossevelt, Stalin y Churchill, Stalin preguntó a Roossevelt: “¿Con cuántas divisiones cuenta el Papa de Roma?”

19.- ELECCIÓN DEL CARDENAL WOYTILA

El 16 de octubre de 1979 los cardenales eligen en Roma a un Papa polaco. El Kremlin tembló. Armaron el brazo de Alí Agca, y el 13 de mayo, día de la Virgen de Fátima, caía Juan Pablo II en la plaza de San Pedro. Andropov, al frente de la KGB, tiene como subalterno a Gorvachov, el que le dice a Juan Pablo II, ahora, que aprecia mucho sus oraciones.

Para todos, incluso para los observadores más perspicaces, es inexplicable la caída, en cuatro meses, del marxismo... Para todos los que ignoran la profecía de Fátima, en cambio ha dicho el cardenal de Cracovia, Mons. Marchaski: «para nosotros no es inexplicable. Hace años que venimos orando».

Después, caerá el Muro de Berlín, y terminará la máscara histórica que ha durado setenta años y sembró la tierra de muertos y de mentiras en todos los sectores de las sociedades y de las naciones. No escapó España, donde se cebó cruelmente, y llenó los altares de mártires. La Archidiócesis de Valencia, ha ofrendado a la humanidad 226 Beatos Mártires, cuya fiesta se ha celebrado el día 22 de septiembre. Recuerdo la tragedia, la viví y la lloro, a la vez que agradezco a Dios el privilegio de ver a compañeros y amigos en los altares, como al Beato José Toledo Pellicer.

20.- HE VISTO A UN MARTIR. EL BEATO JOSE TOLEDO PELLICER

Nunca hablé con él, pero le vi, le vi bastantes veces. Era natural del pueblo de Llaurí, en la provincia de Valencia, que posteriormente pude visitar el día 29 de junio del año 1935 en la primera Misa de Baldomero Rubio Meliá, a la que asistí, acompañando como seminarista a su primo hermano, Don José Serra Meliá, quien predicó en la celebración eucarística. Los tres, fueron acribillados en el mismo acto en el Saler, el año siguiente. Preguntaron a sus verdugos: “¿Qué les vais a decir a nuestras madres, cuando os pregunten qué habéis hecho con nosotros?” Pero yo conocí a Don José Toledo antes, porque era el ayudante del Director de la Schola Cantorum del Seminario Conciliar de Valencia, Don Juan Belda Pastor, hijo de Bocairente, también mártir. Yo, niño de 11 años, cantaba la voz de tiple, y Toledo, la de bajo. No estábamos cerca en los ensayos, yo era un niño, y él todo un hombre, apuesto, moreno, cerrado de barba, serio, voz impresionante, activo y atractivo. Se encargaba de repartir los papeles al comienzo de los ensayos. 

Es significativo que de entre los cincuenta que formaban la Schola, sólo recuerdo su persona, su rostro, su carácter, y la de nadie más, lo que demuestra su atractiva personalidad, que impactó mi persona de niño. Entre otras piezas, ensayábamos el Ofertorio de la fiesta del Corpus: "Sacerdotes Domini", del Maestro Ubeda, organista de la Capilla del Patriarca de Valencia. Es un texto del Levítico, letra premonitoria y profética en el caso de nuestro mártir: "Los sacerdotes del Señor han de ser santos para su Dios, y no profanarán su Nombre, pues ellos son los que ofrecen los panes y el incienso a su Dios (21,6). ¡Qué pronto iba a vivir lo que cantaba y dirigía, al convertirse con sus tres compañeros en pan de Cristo, molido en la muela del martirio, y en incienso que perfumó el altar del Señor! Construyó la Iglesia mártir de Valencia, edificó a sus coetáneos y nos dejó una huella de santidad a imitar. He visto a un mártir. He estado al lado de un mártir, he cantado con él, y hoy me siento privilegiado y agraciado de poder hablarle familiarmente y con confianza: ¡Beato José Toledo Pellicer, ruega por nosotros! ¡Por aquel tiple, por los que queden de aquella Schola Cantorum, por la Archidiócesis de Valencia, de la que eres una rosa martirial calificada! ¡Ruega porque el peligro sigue acechando y arrecia y necesitamos recobrar, con el vigor del Rosario, la fuerza de vuestro heroísmo!

Hemos repasado la historia y hemos contemplado varios acontecimientos que nos revelan la eficacia de la oración del Rosario.

 

::

Este escrito aparece publicado en Categoría : Sacerdotes, Obispos y Teólogos
  Secciones :

 ::

 

Libreria

:: Volver a la página anterior ::

 

:: Volver a Títulos ::

 

4112 lecturas. 

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]