" “Acrecentemos nuestra fidelidad en honrar a María y en mostrarnos verdaderos hijos suyos por la imitación de sus virtudes.”" ( San Marcelino Champagnat )

405 [ ]  Coronas de María ::  Títulos   [ ]

 

Referencia a Títulos Marianos

 

En los Santos y Padres de la Iglesia

 

Consejo a los jovenes

 

 San Juan Bosco - ( 1815 - 1888 )

Presbítero, "Padre y maestro de la juventud", patrono de los editores, fundador de los salesianos. Por su gran devoción a María Auxiliadora, conseguía de ella innumerables milagros.

 

  ( Leer historia de San Juan Bosco  )

 

 

De un sermón del santo fundador.

Y termino con un consejo que es un secreto para obtener éxitos: Cuando necesitéis alguna gracia decid muchas veces: MARÍA AUXILIADORA, ROGAD POR NOSOTROS. Decidlo cuando vais por la calle, cuando subís las escaleras o estáis en el patio. Decidlo en la clase, en el dormitorio, por la mañana, por la noche, siempre. 

Cuando os vengan a visitar, o cuando escribáis a vuestros familiares decidles: Don Bosco os asegura que si necesitáis alguna gracia digáis muchas veces María Auxiliadora, rogad por nosotros. y que seréis escuchados. 

Y que si alguno dice muchas veces con fe esta oración y la Virgen Poderosa no lo ayuda, me comuniquen a mi esta noticia, y yo inmediatamente escribiré a San Bernardo en el cielo, reclamándole que él cometió un grandísimo error cuando nos enseñó aquella oración que dice:

“Acuérdate oh Madre Santa -que jamás se oyó decir- que alguno te haya invocado sin tu auxilio recibir”...

... Sí, le escribiré una carta muy fuerte a ese Santo pidiéndole explicaciones. Pero estad seguros de que no necesitaré escribir esa carta; grabad en vuestra memoria esta bella oración: María Auxiliadora, rogad por nosotros, para repetirla en todas las tentaciones, en todos los peligros, en toda necesidad y siempre.  

Mirad hace cuarenta años que vengo repitiendo a la gente que invoque a la Madre de Dios y que ella los ayudará. Y les digo que si alguno reza a la Virgen y ella no lo ayuda venga y me avise. Pero hasta ahora ni uno solo ha venido a decirme que perdió su tiempo rezándole a Nuestra Señora. El mismo demonio ha tenido que retirarse, y ha fracasado, cuando las personas empiezan a ser devotas de la Madre Celestial y ha llegado a no poder hacerles cometer pecado mortal.

 

::

Este escrito aparece publicado en Categoría : Santos y Padres de la Iglesia
  Secciones :

 ::

 

Libreria

:: Volver a la página anterior ::

 

:: Volver a Títulos ::

 

2321 lecturas. 

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]