" “María,quiero ser para siempre hijo vuestro; Haced que muera antes que cometer un pecado contrario a la virtud de la modestia”." ( Santo Domingo Savio )

350 [ ]  Coronas de María ::  Títulos   [ ]

 

Referencia a Títulos Marianos

 

En los Santos y Padres de la Iglesia

 

Alabanzas de María

 

 San Cirilo de Alejandría - (370-444)

Obispo de Alejandría. Luchó contra la herejía de Nestorio. Es el gran teólogo de la maternidad divina de María.  Presidió el Concilio de Efeso (341) en el que se proclamó a la Virgen María como Madre de Dios. Escribió numerosos tratados dogmáticos, comentarios a las Sagradas Escrituras, y muchas cartas. Su fiesta se celebra el 27 de junio.

  ( Leer historia de San Cirilo de Alejandría  )

 

 

Homilía IV, en Efeso

¡Salve, santa e inefable Trinidad, que nos congregas para honrar a la santa Virgen Madre de Dios!

Salve, María, Madre de Dios, tesoro venerado por todo el orbe, làmpara inextinguible, corona de la virginidad, cetro de la recta doctrina, templo indisoluble, albergue del Incomprensible, Virgen y Madre, por quien es bendecido, en el Evangelio, el que viene en el nombre del Señor.

¡Salve, María, que contuviste en tu seno al que ninguna medida puede contener! Por ti, la Santísima Trinidad es glorificada, la cruz de la redención, adorada en todo el orbe; por ti el cielo de la redención, adorada en todo el orbe; por ti el cielo se alegra, los ángeles se regocijan, los demonios son conjurados, el mismo Tentador se precipita en los abismos, y la humanidad - curada de sus heridas - sube a la gloria! por ti los paganos son liberados de la idolatría, iluminados por la luz de la verdad, regenerados por las aguas del bautismo, ungidos con el óleo de la alegría, introducidos en la unidad de la Iglesia y en la verdadera penitencia!

Y esto es poco: por ti alborea el unigénito del Padre, luz esplendorosa que alumbra a cuantos se sientan en tinieblas y en sombra de muerte; por ti los profetas vaticinan, los apóstoles predican, los muertos resucitan, los reyes reinan en nombre de la Santísima trinidad. ¿Qué mortal alabrá cual se merece a la que excede a todas las alabanzas?

María es Virgen y Madre, cosa ciertamente admirable, prodigio ianudito y estupendo. ¿Quién puede prohibir que el propietario ahbite en su casa, y quién impedirá que Dios tome por madre a su esclava?

Hoy todo se alegra: el mar y cuanto contiene, el mundo y cuantos lo habitan. ¡Alegrémonos también nosotros al celebrar a la santa Madre de Dios!

Concédanos el Señor en caridad adorable, confesar a la indivisa Trinidad y celebrar a la siempre virgen María, templo santo de Dios, y a su Hijo y al Espñiritu Santo a quien sea dada gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

::

Este escrito aparece publicado en Categoría : Santos y Padres de la Iglesia
  Secciones :

 ::

 

Libreria

:: Volver a la página anterior ::

 

:: Volver a Títulos ::

 

3034 lecturas. 

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]