" “¿Quién más hermosa, más amable, más poderosa, que María? Si te ve al borde de un peligro, correrá a librarte; si afligido, te consolará; si enfermo, te aliviará; si necesitado, te socorrerá”." ( San Gabriel de la Dolorosa )

141 [ ]   María en la Iglesia ::  Padres de la Iglesia    [ ]

 

María en los escritos de los Padres de la Iglesia

 

En los Santos y Padres de la Iglesia

 

María, Templo de Dios

 

 San Ambrosio - (340-397)

Obispo de Milán. Defendió valientemente la fe cristiana contra la herejía arriana y las pretensiones del poder imperial. Escribió valiosos comentarios sobre varios libros del Antiguo y del Nuevo testamento, además de obras dogmáticas, morales, litúrgicas, etc. Su fiesta se celebra el 7 de diciembre.

  ( Leer historia de San Ambrosio  )

 

 

1.- De Sp. Sancto 3,79-80 y 2,38. 2.- Carta 63,33

Es cierto que hay que adorar el misterio de la encarnación. Ahora bien, la encarnación es obra del Espíritu Santo según está escrito:

"El Espiritu Santo descenderá sobre ti y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra y lo santo que ha de nacer de ti será llamado Hijo de Dios"

No hay duda de que el Espíritu Santo tambien debe ser adorado cuando se adora a aquél que según la carne nació por obra del Espíritu Santo. Y para que nadie derive esta adoración a la Virgen, diré que María era Templo de Dios, no Dios del Templo, y que por lo tanto debe ser adorado sólo El que actuaba en el templo.

Obra del Espíritu es el parto de la Virgen. Obra del Espíritu es el fruto del vientre, según lo que está escrito:

"Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre".

Obra del Espíritu es la flor de la raíz, la flor de la que fue profetizado:

"Brotará una vara de la raíz de Jesé y de su raíz brotará una flor".

La raíz de Jesé son los patriarcas de los judíos, la vara es María, la flor de María es Cristo, quien, para esparcir el buen olor de la fe por todo el orbe, nació de un seno virginal, según el mismo lo dijo:

"Yo soy la flor del campo y el lirio de los valles" ... (1)

****

¿Cómo podré explicar cuán grande es la gracias de la virginidad, que mereció ser elegida por Cristo para ser templo corporal de Dios?

La Virgen engendró la salvación del mundo, la Virgen dio a luz la vida de todos ... La Virgen llevó a aquél a quien este mundo no puede contener ni sostener. En la Virgen, Cristo encontró la carne que quería fuera suya, la que el Señor de todas las cosas asumiría como suya. Por el hombre y la mujer, la carne había sido expulsada del paraíso; por la Virgen, fue unida a Dios. (2)

 

 

 

::

Este escrito aparece publicado en Categoría : Santos y Padres de la Iglesia
  Secciones :

 ::

 

Libreria

 

:: Volver a la página anterior ::

 

:: Ir al índice de Escritos de los Padres ::

 

:: Ir al índice de Escritos de los Santos ::

 

 

3436 lecturas. 

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]