" “Reflexionad y tened siempre presente la humildad de la Madre de Dios y Madre nuestra, que a medida que en ella crecían los dones celestiales más se humillaba”. " ( San Pio de Pietralcina )

[ ]  Conocer a María  ::  Historias marianas   [ ]

 

Historias marianas

La presencia de María en la vida de los cristianos

 

Nuestros pecados acosan a María

Autor: San Alfonso Maria de Ligorio

(Lecturas: 947  )

Se apareció María a la beata Coleta, franciscana, y le mostró al niño Jesús todo llagado, y le dijo: Así tratan continuamente los pecadores al Hijo mío, renovándole a él la muerte y a mí los dolores. Ruega por ellos, hija mía, para que se conviertan. Y la venerable sor Juana de Jesús y María, también franciscana, meditando un día precisamente en Jesús niño perseguido por Herodes, escuchó un gran tumulto, como de gente armada que fuera en persecución de alguien; y después vio ante sí a un niño hermosísimo, todo asustado, que venía corriendo hacia ella y que le dijo: “Juana mía, ayúdame, escóndeme; soy Jesús de Nazaret que vengo huyendo de los pecadores que me persiguen como Herodes y me quieren matar. Sálvame tú”.

 

 

:: Volver a la página anterior ::

 

:: Índice de Historias marianas ::

 

Libreria

67879 lecturas. 

 [ Index Home  ]  [ Las Coronas de María  ]  [ La Devoción a María  ]  [ María en la Biblia  ]  [ María en la Iglesia  ]

[ María y los Santos  ]  [ María entre nosotros  ]  [ Canal Youtube  ] [ Mapa del sitio  ]

[ Sobre esta web  ] [ Publica tu Testimonio ] [ Firma el Libro de visitas ] [ Contacto ]